Schiaretti eligió quedarse; sus diputados, ácidos con Macri

Foto: infobae Foto: infobae

El gobernador decidió seguir adelante con su agenda de actividades y no asistió ayer al acto del presidente. El bloque que preside Martín Llaryora habló de un mensaje “casi de manual de autoayuda”.

A diferencia de años anteriores, el gobernador de Córdoba no acompañó ayer al presidente Mauricio Macri en el discurso inaugural del periodo de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación.

48 horas antes, Juan Schiaretti se excusó con la Rosada argumentando una apretada agenda de actividades prevista para el interior provincial. Esos compromisos eran dejar inaugurado dos nuevos tramos de un gasoducto, en este caso, obras que llevan el suministro a Viamonte y Aldea Santa María, en el departamento Unión.

Su ausencia, llamó la atención porque se trata de uno de los mandatarios con mejor llegada al gobierno del PRO; un opositor aliado y necesario según el oficialismo nacional. Pero también resultó sugestivo porque en esa grilla de actividades a desarrollar no figuraba ningún acontecimiento extraordinario que resulte impostergable. Más bien, todo lo contrario.

Desde que asumió su segundo mandato y las obras de los gasoductos comenzaron a marchar, Schiaretti recorre casi a diario cada una de las localidades beneficiadas para dejar inaugurado formalmente la llegada del servicio.

Lo cierto es que el gobernador que encabeza el listado de peronistas “amigables” con la Rosada, decidió quedarse en Córdoba y no ocupar su silla en el palco ubicado a la izquierda del estrado principal donde otros mandatarios siguieron atentamente los más de 40 minutos de discurso presidencial.

Aunque desde el Panal señalen que no se trató de un desplante sino de compromisos que Schiaretti debía cumplir justo el mismo día de la asamblea legislativa nacional, su ausencia alimentó algunas especulaciones dentro del peronismo.

Los más refractarios a la fina sintonía que promueven los dos mandatarios se ilusionan con la posibilidad de que el jefe del PJ cordobés comience a desmarcarse más del líder del PRO. Otros, aseguran que, mediante sus diputados, los gobernadores peronistas demandaron precisiones sobre el plan económico para controlar la inflación y el desempleo; respuesta que no aún no llegó.

Lo cierto es que a la ausencia de Schiaretti se le sumaron las duras críticas a Macri que lanzaron sus diputados una vez terminada la sesión.

El vicegobernador en uso de licencia y presidente del bloque Córdoba Federal en la Cámara Baja, Martín Llaryora, dijo: “El discurso de hoy fue un palabrerío sin autocrítica, sin anuncios claros. Hoy se inicia el tercer año de gobierno de Macri, solo con frases lindas y emotivas o de autoayuda y de esta manera no vamos a salir adelante. Necesitamos acciones y programas de gobiernos claros y efectivos para revertir la situación actual”.

El sanfracisqueño que, al igual que sus pares de la bancada cordobesa, debieron amasar durante el verano las críticas de propios y ajenos por apoyar la reforma previsional, también apuntó a la inflación.

“El mismo Presidente dijo que la inflación sería el problema más sencillo de resolver, sin embargo, hasta ahora no consiguieron cumplir con ninguna de las metas previstas que el mismo gobierno se fijó. Estamos perdiendo día a día, mes a mes el poder de compra de los argentinos, destruyendo nuestro mercado interno, nuestra industria nacional, disminuyendo el empleo genuino y necesario para sacar a nuestros compatriotas de la pobreza, que hoy supera el 30%”, agregó.

El bloque Córdoba Federal responde políticamente al gobernador Schiaretti por lo que se descuenta que las declaraciones y el duro comunicado titulado “Si Cambiemos no cambia, lamentablemente la situación va a empeorar” suscrito por todos sus miembros, cuentan con la venia del mandatario cordobés.

Fuente: Diario Alfil

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba