Triaca presume estado de acefalía de Suoem (frena elección)

Foto: Lavoz Foto: Lavoz

El Ministerio de Trabajo de la Nación ordenó al sindicato la suspensión de la asamblea convocada para elegir a la junta responsable de los comicios internos del 29 de junio. Beatriz Biolatto acató la disposición y canceló la compulsa que tendría a Rubén Daniele en la cabecera de la lista verde.

El intendente Ramón Mestre compartió en Twitter una foto junto al ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, 48 horas antes que el Suoem iniciara el “operativo retorno” de Rubén Daniele. El histórico líder de los municipales se aprestaba a consumar su plan para burlar los impedimentos que emanan de su ancianidad y las leyes.

Antes de la hora señalada por la secretaria General de los municipales, Beatriz Biolatto, llegó la intimación de la cartera laboral que instaba a la comisión directiva a suspender la asamblea extraordinaria que inauguraría la maquinaria electoral.

“Ordenar al representante legal de la entidad que se abstenga de celebrar la asamblea general extraordinaria prevista para el día 19/04/2018, hasta tanto se cuente con mayores elementos de prueba para determinar si lo actuado se ajusta a la mandas del estatuto social”, el contundente pedido de la directora nacional de Asociaciones Sindicales, Karina Palacios. Biolatto acató la disposición, suspendió la reunión prevista para las 17 horas y el resto del cronograma que terminaría con la elección pautada para el 29 de junio.

La imagen de Mestre y Triaca terminó confirmando que el radical apelaría a recursos paralelos a los de la Justicia. Naturalmente, desde el Palacio 6 de Julio aseguraron que el diálogo versó sobre el programa de empleo joven que debutó ayer en Río Cuarto y se replicaría en la ciudad meses más tarde. No podrían admitir que había una clara intención de aprovechar contactos para influir en el destino de un gremio que atormentó durante décadas a los vecinos.

El responsable del Palacio 6 de Julio había prometido en su primera campaña que le iba a poner el cascabel al gato; Daniele, hace poco, le aseguró que él lo escoltaría cuando tuviera que dejar el Palacio 6 de Julio ya sea para ocupar su despacho en el Panal o el de algún buffet de abogados. Las posiciones extremas no admiten salida intermedia.

El temor de la cúpula del Suoem se corporizó. El Ministerio de Trabajo expresó sus dudas sobre la legitimidad del llamado “plan de emergencia” que expuso Daniele cuando bajó su postulación para la interna del 12 de octubre de 2017, luego que Mestre decretara su estado jubilatorio y desatara una guerra de apelaciones judiciales. Una de las dependencias de Triaca investigará si con la renuncia de 21 miembros de la comisión directiva el gremio no cae en una situación de acefalía o falta de quórum que inhabilite la capacidad de gestión. La actuación de Palacio sugiere la respuesta oficial a la incógnita.

Los abogados del Suoem insisten en que el estatuto obliga a los renunciantes a continuar en funciones hasta que se consume el nuevo llamado electoral. Ahora bien, desnudan sus dudas cuando encierran la jugada en los límites de la intencionalidad política.

Si bien Triaca no puede intervenir un sindicato per se sin antes pedir el aval de la Justicia Federal del Trabajo, la medida cautelar que recibió el asesor legal del Suoem no tiene un plazo de resolución. La comisión deberá recalcular y analizar si es viable que la “promesa” egoísta de Daniele vea luz verde, si es que antes la cartera laboral no toma las riendas de una comisión directiva que, antes de la jugarreta del capo gremial, tenía plenos avales.

Es tiempo de descuento. Daniele tiene fueros gremiales hasta el 3 de enero de 2019. Sin ese escudo protector el municipio podrá extinguir el vínculo laboral con el “agente” como si no existieran los “pergaminos” de su actuación gremial. Si los tiempos apremiaban a la mandamás con fecha de vencimiento, Biolatto, los meses que siguen plantearán un juego de intrigas.

No sólo deberá manejar un gremio dividido entre los deseos de Daniele y los de aquellos dirigentes que sueñan con el retiro de su jefe. Tampoco pueden descartar una convivencia con extraños, puñal doloroso para un sindicato que manejó su destino por más de tres décadas.

Fue llamativo el dictamen de la colaboradora de Triaca. No se trató de un acto resolutivo: la elección anticipada, extraordinaria, es un reconocimiento tácito de la acefalía gremial o falta de quórum. Especialistas en derecho sindical son contundentes: el descabezamiento de la cúpula puede provocar la intervención que sueña Mestre. Y en Cambiemos operan con un equipo.

Fuente: Diario Alfil

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba