Mestre prevé obras por $4.600 millones y menor impacto de los salarios

Foto: Comercio y Justicia Foto: Comercio y Justicia

El proyecto de Presupuesto 2018 que la Municipalidad de Córdoba presentó al Concejo Deliberante prevé una pauta de gastos e ingresos de $23.691,7 millones. En el caso de los recursos, la mejora será de 19% respecto a la del año en curso mientras que las erogaciones se ubicarán 15,7% por encima de las que se terminarán ejecutando este año.

El dato fue confirmado a Comercio y Justicia por el secretario de Economía, Hugo Romero, en el marco de la presentación del paquete de proyectos económicos que, además del Presupuesto, incluye la Ordenanza Tarifaria Anual y el Código Tributario.
Romero indicó que la pauta está en línea con los ejes macroeconómicos fijados en el proyecto de Presupuesto nacional que el Ejecutivo envió al Congreso para su tratamiento.
En rigor, el funcionario puso particular énfasis en el contexto en el que se elaboró la pauta, con la incertidumbre propia de una reforma tributaria a escala nacional y de un presupuesto que aún no se trató en el Congreso, además de un pacto fiscal en ciernes con las provincias, todos aspectos que podrían modificar en parte la previsión de ingresos por vía de la coparticipación.
Al mismo tiempo, confirmó que la Municipalidad se adherirá a la Ley de Responsabilidad Fiscal. El dato, anticipado por este medio, está vinculado con la norma en vigencia, que prontamente será reemplazada por otra que fue consensuada entre la Nación y las provincias tiempo atrás.
“Nos va a dar un marco para el manejo de recursos y gastos. Exige superávit corriente y pone límite al crecimiento de la planta de personal”, recordó. Obviamente, para adherir a esa norma, la comuna deberá modificar su ordenanza de contabilidad para, por ejemplo, computar el gasto por lo devengado, tema que hoy no está contemplado en la norma. Justamente, un proyecto en esa línea ingresará también al Concejo Deliberante para su tratamiento.

Por lo demás, Romero ponderó la decisión del Gobierno nacional de avanzar en una reforma que apunte a reducir la presión fiscal pero, aclaró, esa situación sólo podrá ser acompañada por los municipios en la medida en que se avance en el declamado federalismo fiscal, tanto desde la Nación como desde la Provincia.
En rigor, el argumento es el mismo que esgrimen los gobernadores: bajar impuestos es posible mejorando la base de aportantes y reduciendo el gasto pero también recibiendo más recursos por otras vías.
En cuanto al proyecto que tratará el Concejo Deliberante, incluye ingresos por $23.691,7 millones. De esa cifra, $21.545,3 millones son recursos corrientes.
En tanto, de esas partidas, $12.804,4 millones corresponden a recursos de origen municipal mientras que el resto es producto de los giros coparticipables.
La política tributaria contempla un aumento de 21,9% en la tasa que grava a los inmuebles. Esa mejora será por alícuota, no por revalúo, explicó por su parte la subsecretaria de Ingresos Públicos, Mónica Ferla.
El mismo porcentaje de aumento será el que se aplique a los mínimos de Comercio e Industria que, por lo demás, no tendrá mayores cambios.
Respecto del Automotor, se mantiene la alícuota y la base imponible se ajusta por el valor de los rodados.
El resto de las tasas retributivas de servicios sufrirán ajustes de 20%.
Con todo, también habrá rebajas, tal como las anticipara el intendente Ramón Mestre.
Por ejemplo, la tasa de 10% que grava a los consumos residenciales de gas y electricidad se reducirá 20%.
En tanto, habrá tratamientos específicos para industrias y estaciones de servicio que tendrán quitas de hasta 30%. También habrá bajas para los que tributan los mínimos de Comercio e Industria, en este caso de categorías A y B.
En cuanto al gasto, el salarial implicará 11.097 millones de pesos, 15,7% extra respecto a 2017. Esa erogación representa el 54,09% del gasto, neto de erogaciones de capital de extraña jurisdicción. En 2018 se mantendrán las subas salariales conforme la aplicación de un mix de índices de precios.

En el caso de la obra pública, insumirá $4.600 millones. Ese gasto que ya este año fue récord, se mantendrá constante y se financiará con recursos propios, parte de giros de la Nación y la Provincia y el resto ($1.118 millones) con el remanente del bono por US$150 millones, entre otros.
En servicios, el de higiene urbana en general insumirá $3.590 millones..
En 2018 no se prevé emitir títulos de deuda pero sí continuar con el programa de letras del Tesoro, esta vez por $770 millones

Fuente: Comercio y Justicia

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba