Mestre plantearía un presupuesto en línea con las proyecciones macristas

Foto: LaVoz Foto: LaVoz

La Municipalidad está próxima a enviar el proyecto de presupuesto 2018 al Concejo Deliberante y, con este, la ordenanza tributaria anual, que indicará el tenor de las revaluaciones fiscales de las bases imponibles de los bienes Inmuebles y Automotor, sobre los que cobra algunas de sus tasas el municipio.

También quedará expuesto si, finalmente, se tocan las alícuotas del tributo que representa el principal ingreso propio del municipio, Comercio e Industria, y que está entre los que el Gobierno nacional quiere reducir y eliminar en forma progresiva, junto con el impuesto al cheque a nivel nacional e Ingresos Brutos en las provincias.
Desde la Secretaría de Economía estiman como probable algún cambio. Pero no está claro el sentido. Algunos trascendidos indican que la presión efectiva de Comercio e Industria podría incrementarse, ya sea subiendo las alícuotas o no adaptando las bases imponibles a la inflación. Una fuente oficial señaló que el municipio no dará detalles hasta que los concejales estén formalmente informados. Hoy se reunirán funcionarios de la Secretaría de Economía y concejales de Cambiemos.

El intendente Ramón Mestre tiene tiempo hasta el miércoles 15 para ingresar el paquete de ordenanzas económicas: la ley le exige hacerlo 30 días antes del fin de sesiones del Concejo, y Mestre prorrogó el período legislativo hasta el 15 de diciembre.
Algunos de los radicales del bloque de Cambiemos (Juntos por Córdoba) vaticinaron que la previsión de gastos no superará el parámetro que la administración macrista definió para el Presupuesto nacional.

A nivel nacional, el Presupuesto para 2018 prevé una suba de gastos del 10 por ciento con un margen de variación, hacia abajo y hacia arriba, de dos puntos. El aumento está levemente por debajo de la proyección de inflación, en línea con los postulados del macrismo de contener el gasto público.

Aseguran en el Concejo Deliberante que la estrategia sería “armonizar los criterios” para no desentonar con los de Macri, quien decide las candidaturas en Córdoba. Si esto sucede, sería la primera vez en la última década que un presupuesto municipal contempla actualizaciones por debajo del 15 por ciento.

Licitación de la basura

El ingreso del presupuesto se yuxtapondrá con la apertura de los sobres de la licitación del servicio de higiene urbano, prevista para 17 de noviembre.

Si el Palacio 6 de Julio no lo pospone, para esa fecha los vecinos sabrán cuáles serán las empresas deseosas de competir por el mayor contrato de la ciudad, con un presupuesto de 13.894 mil millones de pesos a ocho años y cláusula de indexación. Significa que el servicio costará unos 144,7 millones de pesos al mes a valores de hoy. Para algunos opositores, presupuesto y basura entrarán juntos para diluir el impacto político. En Cambiemos lo descartan.

Fuente: LaVoz

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba