Represión 2001: arranca juicio por la muerte de David Moreno

Foto: Indymedia Foto: Indymedia

La familia del chico de 13 años muerto de una bala policial en pleno estallido social pide justicia. Tres policías, al banquillo.

La represión policial se llevó treinta y nueve vidas por el estallido social contra el gobierno de Fernando De la Rúa, con los hechos desarrollados entre el 19 y 20 de diciembre de 2001. Tres víctimas fueron jóvenes cordobeses y desde este lunes se anuncia el inicio del juicio por el fallecimiento de uno de ellos.

Además de Sergio Ferreyra, de 20 años, y Sergio Pedernera de 16, frente al supermercado Mini Sol de calle Piedra Labrada al 8000 de barrio Villa 9 de Julio de la capital, una de las varias balas de plomo que recibió su cuerpo, atravesó la nuca de David Moreno. A sus 13 años, había salido a jugar aquel 19 de diciembre con un amigo, antes de que los vecinos comiencen a juntarse frente al comercio del barrio.

Hoy su mamá, Rosa Martínez, dice no creer en que “se vaya a condenar como corresponde”. Más de la situación, el sufrimiento y el duelo, ella y su esposo, Luis Moreno, recibieron tres días después de la muerte de David al abogado Juan Carlos Bisoglio, en representación de la Procuración del Tesoro, buscando llegar a un “acuerdo extrajudicial” y solicitándole no inicien acciones judiciales.

Luis Moreno refirió a Canal 10 que no entiende cómo fue sobreseído Luis Omar Farías, el jefe del operativo en cuestión, quien tras abonar los $ 750 fue apartado de la investigación por la "violación de los medios de prueba culposo".

La escasa expectativa tiene que ver con los vericuetos de la causa, palpable en una demora de más de quince años. Serán juzgados tres policías: por un lado Hugo Cánovas Badra, acusado de “homicidio simple” por haber sido autor material. Permaneció tres años detenido hasta que no se pudo extender más la prisión preventiva y quedó en libertad.

Además, están acusadas las policías Daniela Alejandra Adán y Laura Estela Freire. Ambos por falsear testimonio en virtud de la entrega de municiones.

Rosa agregó: “No hay condena que pueda subsanar ese dolor, pero es bueno que la justicia trabaje de forma independiente y objetiva. Porque se cometió un delito gravísimo y fue responsabilidad de la estructura policial y el gobierno”.

Fuente: Cba24n

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba