Mestre definirá el lunes el pase a planta de 147 contratados

Foto: La Voz Foto: La Voz

El intendente vuelve ese día de vacaciones y el Suoem ya le pidió una audiencia para tratar de resolver el conflicto. El gremio convocó a asamblea para el martes y amaga con medidas directas si no hay solución.

El reclamo del Suoem (gremio de municipales) por el pase a planta de 147 contratados podría empezar a resolverse recién a partir del próximo lunes, cuando el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, se reincorpore a sus funciones tras disfrutar de las vacaciones anuales.

Desde ambas partes estiraron ayer las expectativas en ese sentido.

El gremio realizó por la mañana una asamblea en el Palacio 6 de Julio y a priori iba a definir hoy mismo un plan de lucha para la próxima semana.

Pero el líder del Suoem, Rubén Daniele, eligió cambiar la estrategia: anunció que pedirá una audiencia con Mestre para el próximo lunes, para tratar de darle un corte al tema.

Desde el Ejecutivo, en tanto, también confirmaron ayer que no había “novedades” en el conflicto y dejaron trascender que difícilmente las haya hoy, estirando todo hasta el regreso del intendente.

El gremio le asigna al mano a mano con Mestre carácter definitorio, ya que para el martes convocó a una nueva asamblea en el Palacio 6 de Julio.

Para ese encuentro, prometen activar algunas acciones directas con “sorpresas”, dijeron sus referentes, aunque sin dar más precisiones.

Desde la óptica del gremio, los 147 trabajadores que demandan su efectivización plena son parte de un acuerdo con el Ejecutivo que ya permitió, durante todo 2016, el pase a planta efectiva de otros 2.400 empleados.

“Están desconociendo un acuerdo que cerraron con el gremio. No hay motivos para que estos compañeros no pasen a planta”, dijo Damián Bizzi, vocero del Suoem.

El Ejecutivo no reniega del derecho de esos trabajadores a ser efectivizados, pero insiste en hacerlo solo en los términos que impone la actual legislación.

Esto es, previo cumplimiento de dos requisitos: rendir un concurso previo (ya lo hicieron) y tener cumplidos dos años de desempeño en la Municipalidad.

Justamente esta última exigencia habilita diferentes interpretaciones. El Suoem entiende que se puede llegar a la sumatoria de los dos años habiendo acumulado antigüedad desde cualquier cargo.

“Como becarios, monotributistas o contratados, todos trabajaron en la misma Municipalidad, no en otro lado”, aducen.

Para el Ejecutivo, en cambio, la continuidad de 24 meses se computa sólo en el rol de contratados.

Estas diferencias son, entre otros factores, las que llevaron al Suoem a tomar cierta distancia del secretario General del municipio, Daniel Arzani, a quien le atribuyen estar desconociendo compromisos previos respecto de las efectivizaciones de personal.

Además de los pases a planta, el Suoem también reclama el pago de ítems salariales adeudados (títulos, bonificaciones) a parte de los 2.400 empleados ya efectivizados.

La parte central de ese proceso se completó en agosto último, con la última tanda de 400 contratados que pasaron a ser efectivos.

A la fecha, la Municipalidad tiene poco más de 11.300 empleados (incluyendo funcionarios de la planta política), de los cuales 8.914 componen la nómina de agentes permanentes.

Presión permanente

Suoem arrancó efectivizaciones a todos los intendentes.

Con diferencias de plazos y modalidades, el Suoem se las ingenió para que, más temprano o más tarde, los municipales que estaban como contratados quedaran como efectivos. Antes, el pase se daba casi siempre al cierre de la gestión y por un decretazo. Ramón Mestre lo hizo ahora en el primer año de su segundo mandato, previo a exigir a los involucrados rendir un concurso y acreditar una antigüedad de dos años.

Fuente: La Voz

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba